Mundo inmobiliario

Invertir en ladrillo: ¿conviene en el contexto actual?

7 MINS.
María Franco
|
15.7.2022

Según las últimas estimaciones que compartió el INDEC en la edición de junio de su informe de Balanza de Pagos correspondiente al primer trimestre del año, los fondos depositados fuera del sistema bancario argentino llegaron a los USD 258.077 millones. Sin embargo, en un contexto tan volátil e incierto como el actual, donde la inflación en Estados Unidos alcanzó niveles récord de los últimos 40 años y el mercado inmobiliario argentino está marcado por la sobreoferta y los precios en baja, el poder de compra de los dólares es cada vez mayor (sobre todo para quienes los tienen fuera del mercado local), ya que una forma de vencer esa pérdida en el valor de compra es hacer una inversión que de un rendimiento mayor a la inflación.

Luego de unos meses de relativa calma en la cotización del dólar y aumentos mensuales en los costos de construcción, lo que había generado un aumento en el costo medido en dólares, este nuevo movimiento de la divisa genera que el costo de construcción se vuelva a situar en valores muy competitivos.  El motivo es que la gran mayoría de los costos de la construcción son en pesos y el movimiento del dólar hace que quienes dispongan de esa moneda, vean una reducción significativa del costo.  

Así, los vendedores que necesitan liquidez en el corto plazo están más abiertos a la negociación y eso hace que haya propiedades a precios muy atractivos que duran poco en el mercado. Por esta razón, si uno encuentra alguna de estas oportunidades, debe saber que no permanecerá disponible mucho tiempo. La recomendación es avanzar a la brevedad.

La tendencia a la baja en los valores de las propiedades, sumada al exceso de oferta en el mercado, hace posible encontrar alternativas a valores muy convenientes y que, en otro momento y con otras particularidades del mercado, se harían difíciles de imaginar. Esto nos permite pensar que cuando el mercado se recupere, aquel que haya comprado una propiedad pudo haber hecho una gran diferencia.

Cuando hablamos de inversiones inmobiliarias no hay que olvidar que se trata de uno de los resguardos de valor preferidos de los argentinos, porque, más allá de algún vaivén del mercado, siempre se tiene el refugio del valor de la propiedad y uno le suma el rendimiento del alquiler que puede llegar a conseguir.

Hoy en día, si se busca maximizar la rentabilidad a futuro, lo primero que se debe pensar es el valor de reventa que tendrá la propiedad que se esté adquiriendo. Para eso, es determinante considerar diferentes factores como:

  • El potencial de la zona.
  • El estado general de la propiedad.
  • Las posibles inversiones en arreglos o refacciones.
  • El valor estimado de alquiler.
  • La tipología de la unidad.
  • El horizonte temporal de la inversión. 

Aquí es donde juega un rol fundamental el asesoramiento en todo el proceso de la compra, no solamente a la hora de encontrar la propiedad. 

En Mudafy priorizamos la experiencia de nuestros clientes y entendemos que cada uno tiene un proyecto personal. Por eso, nuestro equipo los acompaña desde la búsqueda hasta la firma de la escritura, poniendo énfasis en entender sus necesidades y resolverlas mediante la optimización de cada paso del proceso.

María Franco

María es Country Manager de Mudafy en Argentina. Previamente, se desempeñó en empresas internacionales como Uber, Thomson Reuters y Unicef, apoyando la creación y consolidación de las estrategias de crecimiento y operaciones, tanto en países de Latinoamérica como en el resto del mundo. María es licenciada en Economía Empresarial por la Universidad Torcuato Di Tella y tiene un Posgrado en Finanzas otorgado por la misma institución.